Residentes de Coyuya toman la calle ante daños a sus casas.

Screenshot_2015-07-30-17-30-40
Dos torres de 16 niveles, las causantes, dicen

Residentes de Coyuya toman la calle ante daños a sus casas
Foto
Vecinos del fraccionamiento Coyuya protestaron por la construcción de dos torres de departamentos en el Eje 3 Oriente y Coyuya, en la delegación Iztacalco. Argumentaron que la obra dañó sus casasFoto Alfredo Domínguez
Laura Gómez Flores

Periódico La Jornada
Jueves 30 de julio de 2015, p. 31
Por segunda ocasión en menos de una semana, vecinos del fraccionamiento Coyuya cerraron dos carriles del Eje 3 Oriente Francisco del Paso y Troncoso, ante la intención de personal de la Comisión Federal de Electricidad de cambiar el cableado eléctrico que atenderá la demanda de los nuevos vecinos del desarrollo inmobiliario Vidaltus.

La llegada de una cuadrilla de trabajadores alertó a los vecinos, quienes de inmediato salieron de sus domicilios para impedir que los cables fueran trasladados de la acera sur de la calle Coloxtitla a la norte, sin ningún documento que lo avalara, pues les habían pagado para limpiar el frente del desarrollo que se construye en Fray Servando Teresa de Mier número 100.

Rubén Bazán explicó que en los planos presentados por los trabajadores de la paraestatal, en una reunión que tuvieron por la tarde, se advertía que las acometidas eran por el lado donde se construyen dos torres de 16 niveles con 340 departamentos, que están causando agrietamientos en las casas del fraccionamiento.

Asimismo, hundimientos hasta de 15 centímetros con los trabajos de excavación para echar los cimientos, mismos que aumentarán cuando empiece la obra, que incluye dos pisos subterráneos de estacionamiento y un mezanín donde se construirá un área comercial, violando la norma para la zona de tres niveles, señaló.

Hasta el momento, un total de 16 casas presentan grietas, tanto en su interior como en los patios, porque las autoridades autorizaron la construcción al amparo de la norma 26, con lo cual puede tener cinco niveles, no 16, como se pretende, pues se están generando ya cavernas que pueden absorber nuestras casas, advirtió.

https://www.jornada.unam.mx/2015/07/30/capital/031n3cap#sthash.8IllOkzp.dpuf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *