RETIRA IPN Y UNAM A SUS INTERNOS DE CLÍNICAS POR COVID-19

La Facultad de Medicina de la UNAM decidió retirar a todos sus internos de las sedes clínicas gubernamentales ante la falta de protección y seguridad para no contraer Covid-19.

En un comunicado, la institución universitaria aclaró que el 17 de marzo el Consejo Técnico de la Facultad determinó que los estudiantes no debían estar en los servicios de urgencias, en la ruta de los pacientes con el coronavirus o en áreas de terapia intensiva.

“Desgraciadamente, en muchos casos los internos están realizando acciones que no les corresponden, sin contar además con la protección y capacitación adecuada, situación que se viene repitiendo en diferentes sedes, a pesar de la buena voluntad de las autoridades educativas de los hospitales y que responde a diversas situaciones, entre ellas, que no cuenten con equipo de protección suficiente para los internos”, indicó en un comunicado.

Advirtió que en los convenios firmados sobre utilización de campos clínicos e internado de pregrado, las instituciones de salud se comprometen a enviar a los estudiantes a las áreas asignadas.

“La Facultad de Medicina toma la decisión de separar a los internos de las sedes clínicas a partir del 6 de abril hasta el 30 de abril, momento en el cual se valorará nuevamente la situación”, informó.

Durante ese lapso, agregó, la Facultad se dedicará a capacitarlos -a distancia- sobre Covid-19 y otros temas para terminar su programa académico.

“Una vez que los internos cuenten con la capacitación y que se tengan condiciones de seguridad y protección, se valorará su reincorporación al internado de pregrado en las instituciones de salud”, abundó.

En respuesta, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, advirtió que esta decisión mete en problemas al Sistema Nacional de Salud porque se reduce la capacidad de respuesta al contar con menos personal.

“Entendemos, nos parece legítimo que esto pudiera decidirlo la Universidad, el Politécnico o cualquier otra universidad, (pero) introduce un inconveniente porque reduce la capacidad de respuesta del Sistema Nacional de Salud, y buscaremos el mecanismo de dialogar con la Universidad para tener las mejores condiciones para que vuelvan.

“El personal de salud en entrenamiento de pregrado y especialidad médica no tienen una relación de contrato con la institución de salud, son becarios de la Secretaría de Salud o del IMSS que pagan las becas, pero la responsabilidad recae en las instituciones académicas”, señaló.

FUENTE: REFORMA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *