La familia de María Elena Ríos Ortiz, saxofonista atacada con ácido el pasado 9 de diciembre en Oaxaca, lamentó la suspensión provisional ante actos privativos de la libertad que obtuvo el ex diputado Juan Antonio Vera Carrizal, a quien acusan de ser el autor intelectual de la agresión.

En un comunicado, la hermana de la víctima, Silvia Ríos Ortiz, reclamó a las autoridades estatales y federales la decisión del juez federal del cuarto distrito.

“Solicito y exijo a las instancias involucradas en actuar con rectitud, sin dar paso a actos que se puedan mal interpretar y que solo puedan manchar la procuración y administración de justicia”, pidió.

“Pido que la brutalidad, la saña e impunidad no sean el mensaje oficial otorgado a Vera Carrizal, un amparo para librar el castigo que merece ante tan cruel manera de violentar la vida de una mujer.

“Pues advierto que si este caso queda en impunidad, si el responsable intelectual no es sancionado, quedará la puerta abierta para que otras personas, quienes ostentan poder y dinero, hagan de este cobarde acto una herramienta de actuación”.

El mensaje fue dirigido en específico al Presidente Andrés Manuel López Obrador, al Ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, y a la CNDH.

Asimismo, a la titular de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; el Gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, así como a los Poderes Judicial y Legislativo.

De acuerdo con el Consejo de la Judicatura Federal, el pasado 27 de diciembre fue presentado el amparo y el 31 de diciembre se otorgó la suspensión provisional al ex legislador local del PRI.

El documento judicial plantea que el próximo 8 de enero será la audiencia para definir si se le otorga la suspensión definitiva al también empresario gasolinero.

Apenas el pasado 25 de diciembre, la Fiscalía General de Oaxaca detuvo a un segundo responsable material del ataque con ácido que sufrió María Elena en Huajapan de León.

El primer sujeto detenido fue identificado como Ponciano, quien es padre del segundo atacante, ambos ya vinculados a proceso por su presunta participación en estos hechos.

Con al menos cuatro intervenciones quirúrgicas, María Elena fue trasladada el 13 de diciembre de 2019 del Hospital General de Oaxaca al Centro Nacional de Investigación y Atención de Quemados en la Ciudad de México.

FUENTE: REFORMA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *