SE ROMPIÓ MONOPOLIO DE NORMALES EN LA FORMACIÓN DE PROFESORES, AFIRMA NUÑO

Miércoles 8 de junio de 2016

El titular de la Secretaría de Educación Pública, Aurelio Nuño, aseguró que la reforma educativa rompió con el monopolio que tenían las normales en la formación de maestros, y hoy cualquier persona con título puede presentar el examen de ingreso, competir y, si obtiene resultados adecuados, ingresar al servicio.

De acuerdo con la Ley General del Servicio Profesional Docente, a partir de este año se elimina la obligación de la autoridad educativa de dar preferencia en la asignación de plazas docentes a egresados de las normales, por lo que ahora sólo habrá una lista de prelación en la asignación de los cargos que incluiría a todos los aspirantes, sin importar de qué institución y carrera hayan egresado.

Al dictar la conferencia La política educativa del Estado mexicano en el Colegio de Defensa Militar, en un acto privado, comentó que esta situación hace corresponsables a las universidades en la formación de los futuros maestros. Dijo que próximamente se presentará el plan de fortalecimiento y restructuración de la educación normal en el país.

Tendremos que hacer un replanteamiento en el que tanto las normales como las universidades se modernicen, y empiecen hablándose y coordinándose para que de toda esta cantera podamos sacar y conformar a los nuevos maestros que tenga México, señaló.

Por la mañana, Nuño reiteró que el diálogo con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) sólo se concretará hasta que los maestros regresen a clases, la totalidad de los alumnos estén en las escuelas y que acepten la reforma educativa.

Durante la entrega de 5 mil computadoras portátiles a alumnos de excelencia en Tlalnepantla, estado de México, agregó: me han preguntado por qué no dialogamos con la CNTE. Nosotros siempre hemos estado abiertos al diálogo. Y yo se los he dicho, sí al dialogo, pero el diálogo no puede ser para buscar cómo no aplicar la reforma educativa y no cumplir la Constitución.

 

Fuene: La Jornada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *