Cabe señalar, que durante la negociación, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, solicitó en más de una ocasión tiempo para consultar con Andrés Manuel López Obrador. Incluso hubo especialistas que criticaron fuertemente al gobierno de México por retirarse de la negociación.

Tras la reunión de la OPEP en que Rusia y Arabia Saudita acordaron el recorte de 10 millones de barriles diarios de petróleo, por la baja en la demanda del crudo en medio de la pandemia de COVID 19, el magno acuerdo se topó con pared, después de que México se negara asumir su parte del recorte.

En la reunión de casi 11 horas de duración, Rocío Nahle, secretaria de Energía abandonó la reunión virtual de la OPEP+, al parecer por no estar de acuerdo en la reducción de 400 mil barriles diarios de petróleo.

La titular de la dependencia publicó en su cuenta de Twitter que la propuesta del gobierno de México es reducir 100 mil barriles de petróleo diarios en los próximos 2 meses para quedar en 1 millón 681 mil barriles diarios.

La postura de algunos miembros del organismo, como Irán, fue retirar a México del acuerdo ante la abrupta salida.

Ante esta situación, las reacciones no se han hecho esperar, algunos analistas han resaltado que la decisión de México impactará a la alza el tipo de cambio y su calificación de alto riesgo.

Arabia Saudita se rehúsa a aceptar la propuesta de México, mientras Irán solicita sacarlo de la OPEP

Habrá que esperar un día más para conocer si la Organización de Países Productores de Petróleo e independientes (OPEP+) acepta la propuesta del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y de Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, para que México recorte solo 100 mil barriles de su plataforma y no los 400 mil que piden los demás miembros.

Y es que el pasado jueves la delegación mexicana sorprendió al grupo de los mayores exportadores de petróleo del mundo, quienes desde ese día estaban listos para sacar adelante un histórico acuerdo para reducir la producción de crudo en los próximos meses, con el fin de elevar su precio en un mercado deprimido desde hace casi un mes por un previo desacuerdo entre las potencias, Rusia y Arabia Saudita.

Sin embargo, la Secretaría de Energía (Sener), a cargo de Rocío Nahle, fue la única delegación de la OPEP+ que rechazó el recorte indicado, el cual equivale al 23% de su extracción por dos meses, para luego ir reduciendo estos recortes, y analizando la evolución del mercado.

A cambio, el gobierno mexicano puso sobre la mesa la reducción de solo 100 mil barriles, asegurando tener un acuerdo con Estados Unidos para que sea el país que tome otros 250,000 barriles extra a los que prometen van a dejar de producir en su país, sin violar las leyes de competencia económicas.

El presidente de Estados Unidos reiteró que existe buena relación con el gobierno mexicano
Por su parte, Trump confirmó este viernes que ayudará a México con este acuerdo, señalando el gobierno de nuestro país ya lo compensará en el futuro sin dar detalles.

Si bien lo anterior fortalece la postura de Andrés Manuel López Obrador, surgieron discrepancias con algunos miembros europeos y de Medio Oriente.

Incluso, Amena Bakr, jefa adjunta de la oficina de la firma consultora Energy Intelligence, reveló que algunos miembros de la OPEP+ están sugiriendo eliminar a México del grupo.

“Aún no se ha resuelto la situación con México, y no esperen que se haga algún anuncio sobre esto esta noche”, publicó Bakr en su cuenta de Twitter.

El príncipe Abdulaziz bin Salman, ministro de Energía de Arabia Saudita

Por su parte, Abhi Rajendran, experto de la Universidad de Energía de Columbia, Estados Unidos, indicó que todo este trama se reducirá en las próximas horas con la postura que tome el presidente de los Estados Unidos:

“(Arabia) Saudita, comprensiblemente, no quiere establecer un precedente de México con diferentes reglas. Pero el fracaso del trato no es una opción. México lucha contra la mensajería nacional, pero la realidad del volumen (disminuye) a la vista. Yo digo (atentos) en Trump”, escribió en la misma red social.

Insistió en que el gobierno de López Obrador debe ser parte del acuerdo de la OPEP+ para poder homologar las acciones en el mercado petrolero. México no firmó el pacto final.

el príncipe Abdulaziz bin Salmanadvirtió que México debe cumplir con su papel de reducir 23% su producción de barriles de petróleo diarios durante un periodo de dos meses para estabilizar el precio del crudo y no solamente el 5% como lo planteó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo con el sitio especializado Oil and Gas Magazine, el productor árabe insistió en que el gobierno de México debe ser parte del acuerdo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para poder homologar las acciones en el mercado petrolero.

Según un reporte de Amena Bakr, subjefe de la oficina de la firma Energy Intelligence, que sigue de cerca la reunión, citó que otros ministros de energía habían sugerido que México abandonara la alianza OPEP, para que los miembros restantes pudieran llegar a un acuerdo sobre recortes conjuntos de 9.6 millones de barriles diarios, petición que Abdulaziz también rechazó.

Abdelaziz bin Salman, dijo que el acuerdo logrado el jueves en la OPEP aún no está terminado y continúan esperando que México recorte su producción en 400,000 barriles diarios. Durante la reunión de ministros del G20, aseguró que hasta el momento el acuerdo se ha logrado con 22 de los 23 países que participaron ayer en la reunión.

Invitamos a todos los países a aplicar medidas extraordinarias para estabilizar al mercado, basado en los principios de igualdad, equidad, transparencia e inclusión

El Ministro de Energía de Arabia Saudita, el príncipe Abdulaziz bin Salman Al-Saud, habla a través de un enlace de video durante una reunión virtual de emergencia de países OPEP y no miembros (Foto: Agencia de Prensa Saudita/vía REUTERS)

De acuerdo con bin Salman, todos los países que participaron el jueves en la reunión deben de aceptar el compromiso de recortar su producción en 23% sobre lo extraído en octubre de 2018.

Ayer la secretaria de EnergíaRocío Nahleofreció reducir la producción en 100,000 barriles diarios desde un techo de 1.75 millones de barriles y tras la negativa de los asistentes decidió abandonar la reunión.

Este viernes por la mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo en su tradicional conferencia de prensa que negoció con Donald Trump un recorte en la producción de Petróleos Mexicanos (Pemex) de 100,000 barriles diarios y los 250,000 barriles restantes serían absorbidos por Estados Unidos.

Nos pedían 400 mil barriles y luego 350 mil barriles menos. Hablamos, se comunicó con nosotros el presidente Trump, hablé con él, y se llegó a un acuerdo de hacer una disminución de 100 mil barriles. Estados Unidos se compromete a reducir adicionalmente a lo que él iba a entregar, 250 mil barriles, dice el presidente Trump que, por México, para compensar. México va a contribuir a estabilizar los precios que se desplomaron en los últimos días

Según algunos especialistas, el problema es que conforme avanzan los días, están surgiendo múltiples controversias que urge a nuestro país a apegarse a la cuota de reducción requerida y que “no están dispuestos a aceptar una cuota menor o una ayuda por parte del gobierno de Estados Unidos en su representación”.

De esta forma, este domingo 12 de abril o el próximo lunes 13 se abre la posibilidad de una seria recesión global por la falta de acuerdo, ya que a pesar del recorte de 10 millones de barriles a nivel mundial, resulta insuficiente para resolver el problema de la excesiva saturación del mercado aunada a la baja demanda de energía que ha traído consigo la pandemia por el COVID-19.

FUENTES: INFOBAE Y EQUILIBRIO CENTRAL FM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *