Sin Justicia Ni Resuelto El Caso De Claudia Carolina Jovencita Desaparecida Tambien En Puebla

 

Ciudad de Mexico a 5 de octubre de 2017; Puebla, Pue. Claudia Carolina Romero Acatécatl de 15 años de edad, desapareció el pasado sábado 16 de septiembre en la zona exclusiva de Angelópolis, Puebla cuando iba por su pago del trabajo como niñera que desempeñaba de tiempo completo por 50 pesos diarios.

La niña nahua de 15 años de edad trabajaba tiempo completo como niñera en el fraccionamiento Concepción de la Luz, Angelópolis, Puebla, una zona que es conocida como un distrito, financiero, comercial y habitacional para la clase alta de la ciudad de Puebla.

El sábado 16 de septiembre que desapareció, eran alrededor de las 15:30 cuando se dirigió de su casa ubicada en la colonia El Molinito en San Bernardino Tlaxcalcingo hacia la calle Bugambilias del fraccionamiento Concepción de la Luz, Angelópolis, la casa donde trabajaba, a cobrar lo de su semana; pero los guardias que controlaban el acceso no la dejaron pasar argumentando que era menor de edad, cosa sorprendente pues ella ya había entrado durante algún tiempo.

Como Claudia no llegaba, su madre Eustaquia Lucía Acatécatl Xotlanihua, vendedora de comida, salió a buscarla. Al seguir el camino que tomaría Claudia para ir por su cobro, los vecinos dieron testimonio de haberla visto pasar, incluso al llegar a la caseta de vigilancia del fraccionamiento los guardias les refirieron que la adolescente había hablado por teléfono con la patrona, quien le dijo que no tenía efectivo porque no había ido al banco.

Hasta donde se sabe, los últimos que vieron a Claudia Carolina fueron los guardias del fraccionamiento que dijeron que Claudia había tomado camino hacia su casa. Hasta el momento no hay una averiguación ni se ha llamado a los guardias a testificar.

Al otro día los padres de la joven nahua acudieron a la Procuraduría General de Justicia (PGR) del estado para denunciar la desaparición, pero las autoridades despacharon a los padres pidiéndoles que regresaran el próximo lunes para abrir un caso en donde entregaron fotografías y datos que les solicitaron, sin embargo, no se emitió ninguna Alerta Ámber ni de género pese a ser menor de edad.

Las autoridades solicitaron a la familia que volvieran dos días después, para el lunes tendrían alguna información, pero el lunes llegó y el reporte no había dado ningún fruto. Una de las respuestas que recibieron fue que buscarían “a ver si no estaba con el novio”.

El novio, Pedro Santiago Soria de 19 años de edad, con antecedentes de violencia, había obtenido permiso para visitar a la joven en su casa y así llevaban un año.

“Si era un poco violento, lo reconozco, sí era violento, pero ya había yo hablado con él para que cambiara porque si no ya no iba a querer que estuviera con mi hija, pero pasó”, declaró la madre de Claudia en una entrevista para el medio e-consulta.

El joven novio, quien se dedicaba a la albañilería viajaría hacía poco más de una semana a Olintla para trabajar cortando pimienta y ganar un poco de dinero, pero la madre de Claudia no considera que la joven esté con él.

El domingo cuando terminaba la familia de participar en el mitin por el asesinato violento de la estudiante Mara Castilla, la madre de la joven nahua asegura haber recibido una llamada de un número desconocido en la que escuchaba en baja calidad a una mujer que le llamaba “mamá, mamá” y detrás dos voces más, una de hombre y otra de mujer. La madre no ha podido dar mayor prueba de esa llamada puesto que no hubo registro de número ni solicitud de rescate.

El martes siguiente, para infortunio de la familia, ocurrió el sismo de 7.2 grados que provocó severos estragos en Puebla y otros estados de la república. Durante el transcurso de la semana las autoridades no hicieron caso a las súplicas de la familia de Claudia Carolina ni se ha emitido hasta el momento la Alerta Ámber.

Al no tener apoyo ni información contundente por parte de la PGR, la familia de la joven trabajadora se amparó con el Frente Oriente, una organización social en Puebla quienes declararon que el caso de Claudia representa el caso de miles de mujeres trabajadoras que sufren explotación infantil y laboral, malos tratos, discriminación, violencia, desapariciones y muerte en muchos de los sectores sociales a manos de hombres como de mujeres.

El caso de Claudia Carolina se dio justo cuando estaban las multitudinarias manifestaciones en casi la mitad del país que exigían justicia y un alto a la impunidad e inseguridad para la mujer.

 

FUENTE: suracapulco.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *