UNAM PREPARADA PARA ENFRENTAR EPIDEMIA DEL CORONAVIRUS

Tenemos una contingencia en ciernes ante la evolución de la epidemia por el nuevo coronavirus del que tenemos noticias desde finales de diciembre del año pasado. El 31 de diciembre se hizo el anuncio oficial de que están ocurriendo un gran número de casos y en las semanas que siguen escalará el número, señaló el Dr. Samuel Ponce de León Rosales, Coordinador del Programa Universitario de Investigación en Salud, UNAM.

Agregó que está focalizado en China, aunque empiezan a aparecer casos y transmisión de casos en otros países. Este escenario nos plantea la posibilidad de que en algunos días o semanas podamos tener en México la transmisión de esa infección respiratoria, cuya eficacia para contagiarse todavía no conocemos bien, lo iremos viendo en los días que siguen, pero podría ser muy contagiosa.

En este sentido, precisó, podríamos tener un gran número de casos en el país de infección respiratoria aguda por el nuevo coronavirus y esto se da en un contexto en donde actualmente estamos viviendo la temporada de influenza invernal con un alto número de casos en Estados Unidos y México. Todos los síntomas respiratorios que están ocurriendo en la población son consecuencia de influenza y acaso los virus respiratorios. Advirtió que podrán darse las circunstancias que llegue el nuevo virus y participe en esa transmisión y se acumulen un alto número de casos de infecciones respiratorias.

El doctor Ponce de León recomienda conservar la calma. “Se trata afortunadamente de una infección que si bien puede ser muy eficaz en su transmisión tiene una mortalidad relativamente menor. Parece no ser tan alta como en otras situaciones en donde también hemos tenido experiencia con el coronavirus y me refiero básicamente a lo que ocurrió en 2002 con el Síndrome Respiratorio Agudo y Grave que causó una pandemia, cuyos números estamos rebasando ya, y después la situación que ocurrió en el Medio Este en donde también ocurrió una gran extensión regional. Hoy no sabemos exactamente cómo va a evolucionar la epidemia, pero anticipamos que llegará a México. Esperamos que tenga una mortalidad reducida y el gobierno y las instituciones tienen que estar preparadas para asumir esta ocurrencia de un número mayor de casos de enfermedad”.

En la UNAM

Afirmó que en la Universidad tenemos que tomar acción y para hacerlo desde luego necesitamos estar informados sobre lo que va ocurriendo día con día, y por otro lado, aprender a reconocer los datos característicos de esta infección que son muy similares a cualquier otra infección respiratoria. “Es una infección que puede iniciar con molestias generales, dolores musculares, algunos síntomas intestinales, dolor de cabeza, catarro, tos, estornudos, que evoluciona en el menor número de casos en falla respiratoria, falta de aire y en ese momento las personas tendrán que buscar atención médica. La gran mayoría evolucionarán seguramente con molestias que irán resolviéndose espontáneamente. Dos mensajes en relación a esto: si tienen cualquier duda o se sienten mal tendrán que consultar a sus servicios médicos, procurar no auto medicarse, desde luego no utilizar antibióticos porque estas infecciones respiratorias que están ocurriendo y podrán ocurrir en un número exacerbado en los próximos días no deben ser tratadas con antibióticos, sino con sintomáticos y vigilancia.

Añadió que tenemos la oportunidad en esta ocasión, a diferencia de lo que ocurrió en la pandemia de 2009, de establecer un programa de respuesta inteligente, bien fundamentado, con todos los elementos y herramientas de las que dispone la Universidad Nacional Autónoma de México y además de contener y minimizar la transmisión de la infección, dar un tratamiento oportuno a aquellos que estén infectados y una orientación correcta; hacer investigación en la evolución y en la ocurrencia de estas infecciones virales, particularmente de este nuevo coronavirus.

La Universidad,dijo, está preparada para enfrentar este reto epidemiológico y desde luego será fundamental la participación de todos los universitarios actuando de una manera responsable, serena y con una intención de colaboración.

Recomendaciones

  • Hay que mantener una higiene personal extrema.
  • Lavarnos las manos con agua y jabón frecuentemente.
  • En caso de que sea posible podemos utilizar desinfectantes como alcohol, alcohol con clorhexidina, evitar contactos innecesarios.
  • En caso de tener síntomas respiratorios o perciba que alguien tiene síntomas respiratorios evitar el contacto, las aglomeraciones.
  • Mantener la etiqueta respiratoria en relación a que ante la tos y los estornudos se tiene uno que cubrir con el brazo y no con la mano.
  • Evitar escupir.
  • Si uno se va a sonar evitar pañuelos desechables y disponerlos correctamente.
  • Mantener los elementos más sencillos de la higiene personal.
  • Si tienen molestias deberán consultar a su médico o consultar a los servicios médicos.
  • Se está organizando un sistema de información para que en caso de dudas puedan consultarlo y no tengan que ir directamente al médico.

FUENTE: UNAM Global

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *