UNIVERSIDAD DE ZACATECAS MANDÓ “AL KILO” OBRAS LITERARIAS DEL SIGLO XIX

La colección que fue vendida a una empresa recicladora pertenecía al historiador Cuauhtémoc Esparza Sánchez, quien era el director del Instituto de Investigaciones Históricas de la UAZ.  Además de investigaciones de egresados de diversas generaciones, otros valiosos ejemplares que la universidad tiró fueron el periódico El Correo de Ultramar, editado en París durante 1842 y 1886, mismo que tiene tal valía histórica que el Ministerio de Cultura del Gobierno de España hizo un esfuerzo para recopilarlo, conservarlo y ahora digitalizarlo.

La Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) está en el ojo del huracán después de que, sin más, se deshiciera de una colección importante de periódicos, revistas y publicaciones que datan del Siglo XIX.

Una investigación de La Jornada, en ese estado, refiere que entre los ejemplares que directivos decidieron “vender por kilo” se encuentran numerosas tesis y publicaciones de la época posrevolucionaria de México.

Otra publicación que la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) también  mandó a tirar fue El Hijo del Ahuizote, creado en 1885 por los hermanos oaxaqueños Flores Magón, semanario combativo que fue el dolor de cabeza dePorfirio Díaz y que ayuda a entender el proceso político camino a la Revolución Mexicana.

Tampoco hay indicios de que la hemeroteca estatal de Zacatecas, ubicada en la biblioteca Mauricio Magdaleno, haya recibido parte del material que desechó la Universidad Autónoma de la entidad.

[EN LA IMAGEN] El historiador Cuauhtémoc Esparza Sánchez, quien inició el acervo que hoy la UAZ mandó a destrozar a una recicladora de papel

El acervo ahora destruido por la recicladora, a la que por cierto le habrían vendido todo por kilo, pertenecieron a un archivo recopilado por los últimos 40 años, el cual habría empezado a reunir el fallecido historiador Cuauhtémoc Esparza Sánchezex responsable del Instituto de Investigaciones Históricas de la UAZ.

“En los últimos años, los documentos solamente estaban almacenados en cajas, no en mobiliario especializado, y cada una de ellas solamente tenía información sobre la publicación y sus fechas”, indica Catalán Lerma en La Jornada Zacatecas quien también indica que Sergio Jiménez Flores, actual coordinador de bibliotecas de la UAZ, desatendió iniciativas para rescatar los legajos de documentos históricos, revistas, periódicos y tesis, que hoy ya se perdieron.


Fuentes: Reporte Indigo y ELBIGDATA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *