Vecinos de Coyoacán denunciaron tala de árboles para construir centro comercial

Foto: más por más
Foto: más por más

México, DF. La tala de árboles realizada en la delegación Coyoacán para “favorecer comercios, vallas publicitarias y construcciones” provocó que un grupo de ciudadanos realizará una actividad poco común en la ciudad de México: se sembraron dos árboles, de casi cuatro metros de altura cada uno, en el lugar donde fueron derribados, “de manera innecesaria” dos individuos arbóreos para “beneficiar” la construcción de una plaza comercial.

Fue una jornada lúdica en la que participó un cuentacuentos y se elaboraron macetas con material de desecho.

En la avenida Miguel Ángel de Quevedo, entre las calles Asia y Fernández Leal se construye una centro comercial. El terreno esta tapiado con vallas publicitarias y fue en este punto donde se derribaron varios árboles, de los cuales dos se encontraban en la acera.

“Para hacer los accesos tiraron indebidamente los árboles. Se fueron por el camino fácil y se argumentó falsamente que los árboles estaban enfermos”, refirió Sergio Vallejos, vecino de la calle de Asia.

Los ciudadanos explicaron que existe una norma ambiental para el Distrito Federal en la que se permite plantar árboles siempre y cuando correspondan a una especie determinada.

Sobre la tala “ilegal” refirieron que ya presentaron una denuncia ante la Procuraduría Ambiental del Ordenamiento Territorial (PAOT) y con respecto a la delegación Coyoacán aseguraron que les “ha ocultado” información.

Miguel Dávalos, cuentacuentos que estudió pedagogía y artes escénicas, fue el responsable de las actividades para los niños. La idea fue organizar actividades y conformar el cuento con ellas. Unos veinte infantes recolectaron ramas secas y crearon con material reciclado recipientes para cultivar las plantas que les obsequiaron.

En una cartulina los ciudadanos enumeraron las características de la jornada. Fue un evento “ecológico, apartidista, familiar y pacífico”.

“La tala se ha dado en varias partes. En un predio de Francisco Sosa, en calles de Parque San Andrés, en Francisco Sosa, en Tres Cruces y en avenida Universidad, en este último caso fue por la construcción de una sucursal de Los Bisquets de Obregón. Hemos detectado que hay muchas afectaciones ambientales por comercios, construcciones y publicidad”, aseguró Mariana Aviles vecina del barrio de La Concepción.

 

Fuente: La Jornada

Agustín Salgado

19 de Abril del 2015

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *