La candidata morenista admite haber conocido a Keith Raniere, un mes después de haberse difundido un video en el que aparece conversando con el fundador de Nexivm.

La candidata de Morena al gobierno de Nuevo León, Clara Luz Flores, se disculpó por haber mentido al no admitir que conocía al líder de la secta Nxivm, Keith Raniere, condenado a 120 años de cárcel por convertir a mujeres en esclavas sexuales.

En dos videos difundidos en su página de Facebook, señala: “Me tropecé como todas y como todas ahora me levanto. Cometí un error al haber dicho que no conocía al fundador de Nexivm; primero que nada quiero decirles que enfrenté mal la situación y pido perdón. Mi error fue no aceptar públicamente ese momento de mi vida en el que busque ayuda a través de un curso. El fundador resultó ser un criminal”.

El pasado 24 de marzo, el candidato del PRI, Adrián de la Garza, difundió un video en el que se puede ver a Flores conversar con Raniere sobre los gobiernos populistas.

El material audiovisual desmintió la versión de la candidata, quien el 10 de marzo dijo al periodista Julio Hernández López ‘Astillero’, que no había tenido trato con el fundador de la secta y solo había tomado algunos cursos de superación personal impartidos por Nxivm, para enfrentar los atentados que sufrió.

Al día siguiente, Flores admitió haber cometido un error al participar en un curso de superación personal organizado por la organización Nxivm, pero aclaró que no cometió ningún delito: “No tengo nada que ocultar. Mi error fue participar en un curso de superación personal, con pena acepto mi falta, pero a diferencia tuya Adrián, yo no cometí ningún delito. No le robé nada a nadie”.

Un mes después, Flores admite haber mentido sobre conocer a Keith Raniere, el fundador de la secta. En el video de dos minutos de duración, Flores nombra directamente a Nexivm, mientras que en el que dura cuatro minutos omite pronunciar el nombre del grupo.

Esta es la transcripción íntegra del video de cuatro minutos:

“Me tropecé como todas y como todas ahora me levanto. A las mujeres todo nos cuesta el doble, si hablamos fuerte es porque estamos enojadas, si hablamos quedito es porque nos falta carácter, por eso siempre tenemos que levantarnos sobre nuestros propios errores”.

“Al salir de la toma de protesta la primera vez como alcaldesa, la policía coludida con el crimen organizado secuestró a parte de mi gabinete. Sobreviví a 13 atentados, secuestraron a mi hijo al cual torturaron y perdió los riñones y a quien hoy cobardemente están difamando mis rivales por su trasplante, diciendo que fue un privilegiado, sin saber todo el dolor que eso nos significó y que no le deseamos a nadie”.

“El vivir bajo presión me retó a impulsar a Escobedo, innovando en materia de seguridad; protegí de violencia familiar a miles de mujeres con la puerta violeta y con los relojes salvavidas y no descansé hasta que Escobedo cortara la fábrica de delincuentes de raíz, con la justicia cívica, la creación de siete policías, una de ellas la de proximidad, con una política de cero corrupción a través de las cámaras corporales”.

“En mi modelo de seguridad, como mujer encontré soluciones para los mismos problemas con una visión diferente; el resultado fue que nos convertimos en uno de los 5 municipios más seguros de todo el país, reconocido por los gobiernos estatales, el gobierno federal y por las mejores universidades de Estados Unidos y las Naciones Unidas”.

“Como consecuencia de todo esto, los grupos criminales -en pleno embarazo de Alejandro mi hijo- me pusieron una bomba: ya no solo temía por mi vida sino por la de mis hijos. Mi angustia estaba diariamente por las nubes, no podía dormir, no podía estar tranquila”.

“Terminando mi periodo como alcaldesa busqué ayuda profesional y me recomendaron un curso que habían tomado más de 10 mil personas y lo tomé; eventualmente me entrevisté con su fundador, al igual que varios líderes de opinión, empresarios, políticos, artistas hasta el mismo Dalai Lama como ha salido en muchos vídeos y fotos porque siempre había cámaras grabando”.

El fundador resultó ser un criminal, pero es injusto que mis rivales me hagan cargar con los delitos de un delincuente internacional que hoy está en la cárcel. Cometí un error al haber dicho que no lo conocía y pido perdón; mi error fue no aceptar públicamente ese momento de mi vida en el que busqué ayuda a través de un curso”.

“Pero lo que hacen mis rivales es cobarde, pues para ganar votos confunden a quien es el verdadero criminal y a quienes son las personas que simplemente tomaron un curso”.

“He dedicado mi vida a buscar el bienestar de todos. por eso combiné ser mujer sensible pero fuerte a la vez, ser madre y profesionista al mismo tiempo, ser esposa y servidora pública; y lo hice por el futuro de mis hijos y de tus hijos”.

“Cuando me dijeron que no podía ser alcaldesa, gané tres veces la elección de Escobedo; cuando me dijeron que no podría erradicar la violencia del municipio, hice el municipio más seguro y fui nombrada embajadora y héroe de la Paz por las Naciones Unidas; cuando me dijeron que no podía ser candidata por no ser de su grupo político, me convertí en la candidata puntera; cuando me dijeron que no podía ser gobernadora me atacaron diciendo que era tonta, títere de mi esposo, coqueta y privilegiada”.

“Tengo la sensibilidad suficiente y las agallas para reconocer mis errores, pero también tengo la fortaleza para aprender de ellos: he aprendido y reconozco que me caí como todas lo hemos hecho y, como todas, ahora me levanto”.

CON INFORMACIÓN DE: ARISTEGUI NOTICIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *