Madrid. El juez de la Audiencia Nacional de España, Santiago Pedraz, ordenó el ingreso en prisión preventiva del presidente de Altos Hornos de México (AHMSA), Alonso Ancira, quien se encuentra detenido en una comisaría en Palma de Mallorca, a la espera de su traslado a Madrid, donde será recluido previsiblemente en la cárcel de alta seguridad de Soto del Real.

Ancira fue reclamado por la Fiscalía General de la República (FGR) de México a las autoridades españolas, después de girar una orden de detención internacional a través de Interpol, con la acusación de blanqueo de capitales y grave daño a los bienes públicos. 

En el proceso, que se podría demorar varios meses, ahora tiene la palabra la FGR y las autoridades mexicanas, que deberán presentar la petición de extradición en el juzgado en un plazo máximo de 65 días. 

El juez Pedraz, el mismo que llevó el caso del ex presidente nacional del PRI, Humberto Moreira, analizó las pruebas presentadas por la Fiscalía española -que funge como voz de la petición del Estado mexicano- y los alegatos del abogando defensor de Ancira, Ismael Oliver.

El juez ordenó el ingreso del empresario a  prisión cautelar hasta que se resuelva el caso de extradición. 

Ancira se negó a ser entregado al Estado mexicano, al sostener que es víctima de una “vendetta” de carácter político  por parte del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, al menos de momento esos alegatos fueron desestimados por el juez español, que encontró justificada tanto la prisión cautelar como la apertura de un proceso de extradición, al negarse el acusado a ser entregado de forma directa a las autoridades mexicanas. 

Fuente: La Jornada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *