La represión contra campesinos, indígenas y periodistas acaecida el lunes 27 de enero en Tapachula, no es un hecho aislado; sino una expresión de la “Ley del Garrote” que rige las acciones políticas del Gobernador Rutilio Escandón y sus operadores políticos.

En este caso el Presidente Municipal Oscar Gurría Penagos. La violencia ejercida contra las y los ejidatarios indígenas, de Toquian Grande y Pavencul, junto a los periodistas que cubrían los hechos se ha vuelto la normalidad en nuestro Estado; la política represiva y de no atención a las necesidades de la población practicadas por el exgobernador Manuel Velasco, sigue adelante con Rutilio y su Cuarta Transformación (4T). La lista de agresiones contra organizaciones como la CNTE, los y las  normalistas rurales, los consejos municipales independientes, El Pueblo Creyente, el MOCRI, Nuevo País, el EZLN, entre muchas otras es ya extensa.

Como se sabe, la Ley del Garrote fue una iniciativa del Gobernador de Tabasco Adán Augusto, amigo y compañero de Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Dicha Ley hecha a la medida del Proyecto de la Refinería de Dos Bocas, uno de los megaproyectos insignia de AMLO; limitaba la libertad de manifestación, imponía penas mayores de cárcel y autorizaba la represión abierta. Pues bien, esa Ley es la que rige en Chiapas por la vía del hecho, al igual que en el SUR-SURESTE del país. En esta zona se concentran los principales proyectos de despojo neoliberal del gobierno en turno: el Tren Maya, el Corredor Transítsmico, la Zona Económica Especial del Istmo, el proyecto de plantaciones asesinas de bosques conocido como Sembrando Vida y el doble Muro  antiinmigrante de Trump en el Suchiate y en el Corredor Coatzacoalcos-Salina Cruz. Parte de ese dispositivo de Ley del Garrote y “Cero Negociación” es el traslado de alrededor de 30 mil efectivos del Ejército y la Guardia nacional a Chiapas que se complementa con la tropa guatemalteca, hondureña, salvadoreña y los comandos de la CIA, la DEA y del Ejército Estadounidense que operan, directa e indirectamente, en casi todo el Corredor Mesoamericano. Los gobiernos: Federal, Estatal y Municipal, sólo han respondido con medidas cosméticas y represión ante el Estado de Emergencia, de Catástrofe Humanitaria y de crisis política que azota a la Región: Chiapas, el SUR-SURESTE mexicano y el Triángulo Norte compuesto por Guatemala, Honduras y El Salvador. Irresponsablemente han alimentado la división y el enfrentamiento de poblaciones; entre  las y los mexicanos de la frontera sur y las centenas de miles de personas que huyen debido al hambre y el terror que los asuela en sus países de origen. AMLO, Rutilio y Gurría han recurrido a los sentimientos más deleznables de mexicanas y mexicanos, al odio racial, la xenofobia y el supremacismo. Ridículo porque los hermanos del sur, de más allá del Suchiate, son iguales a nosotros, sólo nos diferencia el grado de pobreza, el hambre y el grado de crueldad represiva que ejercen sus gobiernos. De un lado y otro somos de origen maya o nahua; además de indomestizos, con sangre india mezclada con asiático, afro y europeo, y con culturas similares.

En Chiapas, Tapachula y todo el SUR-SURESTE enfrentamos un proyecto gubernamental contrainsurgente, de terror estatal-delincuencial, de despojo de nuestros bienes naturales y culturales; de los bienes públicos. Tapachula recibe mil millones al año y todo es un desastre. AMLO y todos los gobernadores de la región SUR-SURTESTE están creando una oligarquía en todo este espacio geográfico; una mafia caciquil y oligárquica que en su ambición de entregar nuestro patrimonio a los estadounidenses, canadienses y españoles, entre otros, han reproducido las políticas fascistas de “Cero Negociación”, “Cero Tolerancia” que el fascista George Bush y el ahora abogado de Donald Trump, Rudolph Giuliani, aplicaron cuando invadieron Irak y declararon la guerra al “terrorismo” mundial; es decir, a quienes Estados Unidos considera sus enemigos, entre ellos a las y los “migrantes”, que sus políticas de saqueo y guerra han expulsado de sus países. AMLO y Rutilio hoy le aplican esa política a las organizaciones sociales, a las comunidades indígenas, al EZLN y a todos aquellos que desde el Pueblo no nos tragamos que su 4T sea muy diferente al PRIPANPRD. Nos tratan como a terroristas solo por demandar la solución a los problemas que ellos prometieron solucionar.

Nuevo País llama a gritar y a poner un ya ¡Basta! ante tanta iniquidad, ante tanta porquería de los gobiernos. No sólo nos han enfrentado con los supuestos extranjeros, sino hasta entre nosotras y nosotros mismos; para eso usan a los partidos, a jerarcas religiosos, escuelas y medios de comunicación; pero también sus programas migajeros de  “Sembrando Muerte”, “Jóvenes sin Futuro, Consultas Patito o Gansito y las “becas” trabajo entre expulsados-migrantes.

¡Alto a la Represión en Chiapas!

¡Con el Pueblo Hasta la Victoria!

VIDEOS:

La organización V Costa Grande Coordiandora Regional Sección 7 , emitieron también un comunicado en el que condenan los acontecimientos contra los ejidatarios indígenas de Toquian Grande y Pavencul, junto a los periodistas

Al pueblo de Tapachula.
A los medios de comunicación.
A los obreros.
A los campesinos.
A las amas de casa.
A los trabajadores.
Al Pueblo en general.

La organización V Costa Grande Coordiandora Regional Sección 7 CONDENAMOS ENÉRGICAMENTE la brutalidad y barbariedad con que fueron sometidos y golpeados nuestros hermanos ejidatarios de lucha de la zona alta de Tapachula principalmente del ejido Toquian Grande y Pavencul. Pero además DETESTAMOS enérgicamente la forma bestial en que fueron atacados los periodistas que cubrían la nota en esos instantes. Responsabilizamos a Óscar Gurría Penagos por lo que le ocurra a los periodistas detenidos y asi mismo Exigimos libertad de expresión.
REPUDIAMOS la aptitud déspota y autoritaria de Óscar Gurría Penagos, la policía municipal, la policía estatal, la Guardia Nacional y sus cómplices de la presidencia.
Exigimos la destitución del cargo de quienes promovieron esa agresión al pueblo.
Así mismo solicitamos apertura al diálogo y solución inmediata a todas las demandas del pueblo.
El magísterio se declara atento de la exigencia y en caso necesario nos declaramos listos para enfrentar al gobierno que sea.
Fraternalmente
! TODOS somos Costa Grande!
! Hasta la victoria siempre!
Organización V Costa Grande Coordiandora Regional Sección 7.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *